EXPERTOS AE22RIM

Alessio Bonaldo: debemos hacer el mayor uso posible de los subproductos de las industrias alimentarias

Rimini 11/10/2022 | El experto de la Universidad de Bologna trabaja de manera intensa en alimentación y nutrición piscícola con ingredientes novedosos

Alessio Bonaldo, en AE22RIMAlessio Bonaldo durante AE22RIM |@misPeces

La Universidad de Bologna, en Italia, se está posicionando como una de las más activas del país, y de la Unión Europea, en el campo de la formación e investigación en acuicultura.

Como Universidad, cuenta con la única licenciatura en Acuicultura e Higiene de la Producción Piscícola de Italia, lo que hace que sus egresados sean altamente demandados por las empresas de acuicultura, hasta el punto, de que ésta supera la oferta de profesionales. También cuenta con el máster de Acuicultura e Ictiopatología que se imparte en el campus de Cesena.

Así nos lo explica en una entrevista a misPeces Alessio Bonaldo, profesor de la Universidad de Bologna, e investigador que ha dedicado parte de su carrera académica a estudiar la alimentación y nuevas fuentes de ingredientes para la piscicultura.

El departamento en el que trabaja Bonaldi destaca por estar trabajando en un importante número de proyectos europeos destinados a mejorar la nutrición acuícola a través de formas de aprovechamiento sostenibles y circulares, y de incorporar nuevos ingredientes a base de organismos unicelulares e insectos, entre otros.

Además, este mismo año, Alessio Bonaldo ha presidido la organización del Simposio Internacional de Nutrición y Piensos para Peces (ISFNF2022) de Sorrento, y más recientemente ha estado involucrado en la organización de la Aquaculture Europe 2022 de Rimini.

En esta conferencia el investigador ha presentado siete trabajos de distinta temática y especies. Entre otras, avances recientes en moluscos bivalvos, dietas libres de harina de pescado silvestre y soja usando subproductos de la pesca y la acuicultura para alimentar lubinas, o proteína microbiana para alimentar a lisas. Otro estudio también analizó las opciones de alimentos ecológicos refinados para trucha arcoíris, dorada y corvina y sus implicaciones en el crecimiento, la salud de los peces y la calidad del producto.

En los últimos años, además, este profesor universitario ha participado en, al menos, seis proyectos europeos entre los que destacan: NewTechAqua, NextGenProteins, Sustainfeed, Novofeed, Lifemuscles, o Bivaldi.

Todos ellos, proyectos que de una manera u otra buscan mejorar la incorporación de materias primas noveles en los piensos acuícola. Algo que como experto considera necesario ya que “son tiempos en los que se debe buscar la máxima valorización y el mejor aprovechamiento” de los subproductos pesqueros y, también, de los subproductos generados en la producción animal y agrícola. Ya sea de forma directa, o indirectamente como sustratos para el crecimiento de proteínas unicelulares, levaduras, o bacterias.

Todas ellas, como señala, fuentes de ingredientes que no compiten con el consumo humano directo, con un alcance sostenible y circular.

“Necesitamos valorizar al máximo todos los descartes y los subproductos que se generan en la industria alimentaria, sobre todo en un periodo en el que puede haber carencias de materias primas”, señala.

En Italia, como indica, hay un sector avícola muy importante que genera grandes cantidades de subproductos que pueden ser valorizados como ingredientes para piensos de peces. Por los estudios que hemos realizado en los distintos proyectos, hemos visto que tienen “niveles proteicos muy importantes, que permiten producir peces con buenos niveles de crecimiento y calidad del filete”. En términos nutricionales, añade, diría que la proteína avícola tiene una calidad más elevada que otros tradicionales como la soja, por ejemplo. La disponibilidad de esta materia prima es alta y, por tanto, debe ser tenida en cuenta. Sobretodo, en este periodo histórico de carencia de materias primas.

La acuicultura debe ser sostenible, y también, una opción para mejorar la circularidad de toda la cadena alimentaria.

Una experiencia investigadora en la que, sin duda, no solo se beneficia el sector, también el alumnado al que forma.